Zamora

Datos

ZamoraLocalización: En el centro de la provincia, dispone de zona electoral propia.
Superficie (en Km2):149.
Población:65.575 habitantes.
Pedanías:Carrascal.

 

DESCRIPCIÓN

El casco urbano histórico y sus viejos barrios se sitúan en una pronunciación topográfica que permite el dominio del Duero. Aquí se asentaron los primeros pobladores que la arqueología permite ubicar en la prehistoria y más tarde la antigua población que con el nombre de Ocelo Duri constituía una de las mansiones romanas del cruce estratégico de la Vía de la Plata y la comunicación con Zaragoza. Durante los siglos VIII y IX, la ciudad forma parte de la línea fronteriza entre moros y cristianos, iniciándose la repoblación y la construcción de murallas que en los siglos siguientes, bajo reinado de Fernando I y su hija Doña Urraca, llevó a Zamora su época de mayor esplendor. El auge constructivo de la época ha llevado a poder contar en la actualidad con más de una veintena de iglesias románicas.
Posee edificios civiles de gran interés y, aunque la ciudad fue incorporando sucesivas renovaciones urbanas, conserva un casco histórico notable. El Ayuntamiento Viejo, un edificio del siglo XVI que ofrece una fachada con doble arquería donde pueden verse escudos reales y de armas de la ciudad. A su lado se encuentra la calle de Balborraz, una de las más pintorescas que baja al barrio de la antigua judería. Palacio antiguo de la Diputación, construido en el siglo XIX, en estilo neorrenacentista, es interesante en su interior, donde destaca el salón de sesiones profusamente decorado.
El Parador de Turismo, situado en el palacio de los Condes de Alba y Aliste, cuenta con un magnífico patio cuadrangular de arcos de dos pisos entre los que se intercalan medallones con bustos de héroes. Destaca también la escalera que se abre con dos arcos escarzanos. Hospital de la Encarnación, sede de la Diputación Provincial. Fundado en 1629, la fachada es de estilo clasicista e incorpora la capilla, cuya portada enmarcada por columnas, está presidida por un relieve de la Anunciación de la Virgen. En su interior cuenta con un retablo, que representa escenas de la vida de la Virgen.
El mirador del Troncoso, situado sobre la línea de la muralla, encima de las Peñas de Santa Marta, ofrece una amplia panorámica sobre el Duero, el puente de piedra y los barrios del otro margen del río. El castillo y las murallas, junto a la catedral está situado en un lugar estratégico. En el entorno son varias las puertas y portillos que se abren en la muralla, algunas con hechos históricos relevantes como el Pórtico de la Traición por donde salió y entró Bellido Dolfos cuando dio muerte al rey Sancho, que mantenía cercada la ciudad. La Puerta del Obispo, una de las puertas más antiguas de la ciudad. Adosada a ella se encuentra la Casa del Cid. Zamora también muestra un ejemplo de edificios construidos a principios del siglo XX, ubicados en la Plaza Sagasta. De esta época también es el Mercado de Abastos.
En cuanto a los edificios eclesiásticos, destaca la iglesia de San Juan de Puerta Nueva, en la que llama la atención su fachada sur con una portada de medio punto decorada con flores y sobre ella un gran rosetón de rueda, que se ha convertido en el característico símbolo del románico zamorano. La iglesia de Santa María la Nueva, edificada en el siglo XI, fue reconstruida en el XII tras sufrir un incendio en lo que se denominó el motín de la trucha.

Iglesia y mirador de San Cipriano, es una de los templos religiosos de la ciudad. Iglesia de San Pedro y San Ildefonso fue levantada sobre una iglesia visigoda y en ella se encontró el cuerpo del obispo toledano San Ildefonso en 1620. La Catedral se trata de una de las construcciones religiosas más singulares del arte románico en España. De las portadas exteriores solo ha quedado la del Obispo, en el lado sur, frente al palacio episcopal que constituye un gran ejemplo del románico español. Desde el lado norte del claustro clasicista se accede al Museo Catedralicio, en el que se conserva una espléndida colección de tapices flamencos de los siglos XV y XVI, que son verdaderas joyas del arte textil de la época. Otros edificios emblemáticos son la iglesia de San Isidoro, San Claudio de Olivares, Monasterio de San Francisco, iglesia de San Vicente, iglesia de San Andrés y de Santiago del Burgo.

Carrascal. Pequeño pueblo muy próximo a la capital zamorana que se extiende a lo largo del río Duero, lo que hace que sea un pueblo rico en vegetación. Con cierta proximidad al embalse de San Román.

 

FIESTAS

La fiesta grande de la capital zamorana es San Pedro, el 29 de junio. En ella, entre otras numerosas actividades y festejos, se celebra la popular Feria del Ajo, en la que miles de ristras llenan una avenida completa de la ciudad.

A su vez, durante las ferias es protagonista indiscutible la cerámica, de tal forma que diversas plazas de la ciudad ofrecen sus espacios para que el barro cocido y sus numerosas formas hagan las delicias de los visitantes.

Y aunque cada año varían los festejos de estas fiestas, citas ineludibles son el festival de flamenco y la feria de productos de la tierra de Castilla y León.

Romerías
El 31 de mayo, la capital zamorana, junto con la localidad de La Hiniesta, celebra una de sus más bonitas romerías, con siete siglos de tradición, desde que el rey Sancho IV hallara, cuando se encontraba de caza, una talla de la virgen en el lugar que hoy ocupa el municipio de La Hiniesta, a pocos kilómetros de la capital.

La virgen fue llevada a Zamora y allí permaneció el tiempo que se tardó en construir una grandiosa iglesia en su honor por mandato real. La Virgen de la Concha, en cuyo templo había sido depositada La Hiniesta, acompañó a ésta hasta su nueva casa el día de su inauguración, y desde entonces cada año se repite esta visita.

Durante la romería, Zamora al completo acompaña a su patrona, la Virgen de la Concha, y a su hijo, atada a ella por una fina cadena de plata, hasta llegar a La Hiniesta, donde las autoridades de ambos municipios se intercambian los bastones de mando.

La capital zamorana también celebra el 18 de abril la romería del Cristo de Valderrey, desplazándose hasta la ermita que lleva su mismo nombre.
Semana Santa
La capital zamorana cuenta con una de las Semanas Santas más importantes del país. Varios son los momentos que destacan sobre el resto. El Lunes Santo, pasada la media noche, en la plaza de Santa Lucía, se entona el Jerusalén, Jerusalén. El Miércoles, en el atrio de la catedral, se realiza el juramento de Silencio de los cofrades, y en la media noche, la procesión de las capas pardas. También pasada la media noche del Jueves, en la Plaza de Viriato, se puede oir el Canto del Misereré a la luz de los hanchones. Viernes Santo, a las cinco de la mañana, uno de los momentos más esperados de la Semana Santa, 'baile del cinco de copas', que es así como se llama el paso cuando es sacado de la iglesia al ritmo de la marcha de Thalberg, himno de la pasión zamorana. Domingo, 'El Encuentro', en la Plaza Mayor.

 

OPINION

puebloszamora@nortecastilla.es

 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

Vocento

Enlaces:
Semana Santa Zamora
Pinguinos
Correo electrónico de contacto
Copyright © El Norte de Castilla S.A., Valladolid, 2018. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Norte de Castilla, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.