Fuentesoto

Datos

AldeonteDistancia a la capital: 68 kilómetros.
Superficie: 29,80 kms. cuadrados.
Altitud: 931 metros.
Población: 199 habitantes.
Pedanías: Tejares.
Comarca: Tierras de Cuéllar.

Tradiciones: Cuando los jóvenes del municipio cumplían 16 años, se les consideraba 'mocetes' y los mozos más mayores iban a cobrar al padre una media cántara de vino. Desde este momento ya entraban a formar parte del grupo de los mozos y tenían que aportar su parte de gastos en las celebraciones que realizaban.

Curiosidades:
Las bodas eran fiestas que duraban tres días. Las celebraciones comenzaban antes del casamiento. Si el novio era forastero tenía que pagar la 'botifuera', una merienda para los mozos.

Gastronomía:
Paellas y chocolatadas en fiestas. Vinos de la tierra y lechazo asado.

Fiestas:
En Fuentesoto se celebra San Vicente en agosto, a partir de su segundo fin de semana, cuando se celebra la Procesión de los Faroles. Además sus vecinos festejan San Pedro Apóstol, el fin de semana más cercano al 29 de junio. En Tejares se celebra San Mamerto, el 11 de mayo y Santa María Magdalena el segundo domingo de julio.

 

DESCRIPCIÓN

La villa de Fuentesoto dista poco de la que fuera la cabecera de su Comunidad de Villa y Tierra de Fientidueña. A su término también pertenece el lugar de Tejares y el hoy despoblado de San Vicente de Pospozuelo, del que se conserva su iglesia, hoy convertida en acogedora ermita.
La antigua iglesia románica de Fuentesoto destaca sobre el núcleo urbano de la villa, pues se sitúa a gran altura dominando sobre el estrecho valle donde se instala el casar del pueblo. Estaba dedicada a san Gregorio y hoy esta en ruina, por lo que hace compañía al cementerio. La actual iglesia parroquial de san Pedro se localiza en el centro del pueblo, y es un edificio barroco, que externamente llama poco la atención. Pero la joya románica de Fuentesoto lo es la recoleta y ya mentada ermita de san Vicente de Pospozuelo, que exhibe una cabecera con cuatro columnas a modo de contrafuertes y tres ventanales que tienen capiteles con motivos vegetales. Pero lo más interesante lo veremos dentro del templo, sobre todo en el ábside, conformado por un bello y armonioso conjunto de arcos sobre columnas y capiteles donde abundan las figuras de carácter fantástico, cuadrúpedos, figuras humanas y vegetales.

El lugar de Tejares, hoy forma parte del término municipal de Fuentesoto. Un poco apartada del núcleo urbano se localiza la iglesia parroquial de santa María Magdalena, que en origen también era románica aunque de esa época tan solo se conserva su arco triunfal del presbiterio.

UN APUNTE CON LA HISTORIA

Fuentesoto en el siglo XIX: En la descripción de Fuentesoto que realiza Pascual Madoz a mediados del siglo XIX en ‘Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España’ dice que la localidad tenía entonces 38 casas, incluida la del Ayuntamiento, en la que estaba la cárcel, y escuela de instrucción primaria a la que acudían 18 alumnos de ambos sexos. Además de contar con dos molinos harineros, el pueblo era eminentemente agrícola y producía trigo, cebada, centeno, avena, legumbres, cáñamo y vino. Además, sus gentes tenían ganado lanar y vacuno y podían cazar libres, conejos y perdices. En esa época, en la que figura como Fuente el Soto, eran 50 vecinos que sumaban «152 almas».

Guía Comercial

De Pueblo en Pueblo


 


 


 


De Pueblo en Pueblo, 10/06/2010

Bajo la tenue luz de las velas

La Procesión de los Faroles se está convirtiendo en tradición de gran arraigo

MÓNICA RICO | SEGOVIA.

Vista parcial de las bodegas abiertas en la ladera sobre el caserío de Fuentesoto. :: MÓNICA RICO

Con apenas 150 habitantes, la unión de los vecinos de Fuentesoto es muy fuerte y el regreso de los hijos del pueblo muy numerosa, especialmente durante el verano y las fiestas. Más de 400 personas forma la Asociación Cultural San Vicente, una cifra que casi triplica la de habitantes, gracias a cuyas cuotas se pueden realizar numerosas actividades para dinamizar este pequeño pueblo.

Una de las principales, que se ha convertido en toda una tradición es la Procesión de los Faroles, un acto que surgió tras la restauración de la ermita de San Vicente, situada en el término de Fuentesoto, aunque a cientos de metros de la localidad. Desde entonces se ha convertido en seña de identidad del municipio y cada año son más los visitantes que acuden al municipio a conocer este particular paseo.
Los actos de esta particular procesión comienzan al atardecer, cuando los vecinos, amigos y curiosos se trasladan desde el pueblo hasta la ermita de San Vicente, un pequeño pero precioso e interesante edificio románico, junto al que se encontraba el despoblado de San Vicente de Pospozuelo.

Esta ermita es la joya románica del municipio y también de toda la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, a la que pertenece. El templo tiene una cabecera con cuatro columnas a modo de contrafuertes y tres ventanas con motivos vegetales.

En su interior destaca su ábside, un conjunto de arcos sobre columnas y capiteles decorados con numerosas figuras de grifos, aves, figuras humanas, fantásticas, cuadrúpedos y gran profusión de temas vegetales. El cierre de la nave es del siglo XVII.

Traslado de San Vicente

De ella parte la Procesión de las Farolas, a la que cada año acuden más visitantes. En el templo se coloca la imagen de San Vicente sobre las andas, y, ya caída la noche, la comitiva parte hacia la localidad, únicamente iluminada por centenares de velas y faroles y bajo la solemnidad de cantos religiosos.
Antes de que la comitiva llegue al casco urbano de Fuentesoto, los vecinos se han encargado de iluminar el pueblo con cientos de velas, colocadas en el camino que recorrerá la procesión con la imagen el Santo. Se apagan las luces de las farolas que habitualmente dan luz a las calles del pueblo y se produce una bella estampa, que lo es más aún si cabe por su solemnidad.

Después de más de un kilómetro de recorrido, la procesión transcurre por las principales calles del municipio, adornadas con miles de velas, para llegar hasta la iglesia de San Pedro, donde los actos concluyen con un concierto de música clásica o sacra. En este lugar permanecerá la imagen de San Vicente durante la celebración de las fiestas en su honor, tras las cuales volverá nuevamente a su ermita, donde descansará el resto del año.

EL NOMBRE

El nombre deriva seguramente de la Fuente el Soto, nombre que tiene la fuente principal que riega el municipio y su vega. El Soto es una zona de vega con muchos arboles y matorrales, y de ahí deriva el nombre. Con el paso de los años los términos Fuente y Soto se unieron y se quedaron en un único nombre: Fuentesoto.

 
 
 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

Vocento

Enlaces:
Noticias de Segovia
Tierra de Sabor
Correo electrónico de contacto
Copyright © El Norte de Castilla S.A., Valladolid, 2017. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Norte de Castilla, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.