Loma de Ucieza

Datos

Cabreros del Monte

Población 2008 (INE) 279.
Superficie 71,48 kms. cuadrados.
Comarca Tierra de Campos.
Distancia de la capital 50 kilómetros.
Cómo llegar CL-615 desde Palencia hasta Carrión de los Condes. Seguir después por la N-120 hasta la población de San Mamés, y después por la P-240.
Entidades Itero Seco, Villota del Duque, Bahillo y Gozón de Ucieza.
Fiestas Nuestra Señora y San Roque (15 y 16 de agosto).
Corporación


BAHILLO:

 

En el año 1975 se constituye el ayuntamiento de Loma de Ucieza mediante la agrupación de Bahillo, Gozón de Ucieza, Itero Seco y Villota del Duque, con el objetivo de prestar unos servicios más amplios a sus habitantes, los cuales han empezado a emigrar de forma masiva en busca de una vida mejor.
Pero Bahillo había recorrido un largo camino en la historia, ya que podemos situar su fundación entre el 875 y 900 d.C., con lo que su antigüedad ronda los 1100 años, lo que no invalida que con anterioridad el hombre poblase sus tierras, aunque de forma distinta.

Sobre los 300 primeros años de este devenir nada sabemos con seguridad, pero podemos decir que Bahillo significa "pequeño vado para pasar el río". Su ortografía se ha modificado a lo largo de la historia: Vadillo, Vadello, Vayllo, Vayello y Bayllo, hasta que ha principios del siglo XIX encontramos por primera vez escrito Bahillo, lo que no evita que en documentos posteriores se siga escribiendo de formas distintas.

Tenemos que esperar al año 1204 para encontrar el nombre de Bahillo en un documento escrito, ya que de esta fecha data una donación que realiza Diego Domínguez al monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo, con lo que de paso tenemos a la primera persona con nombre y apellido de nuestro pueblo. A pesar de éste y otros documentos poco sabemos de su vida: Bahillo se mueve en la órbita de Carrión de los Condes y del obispado de Palencia, sin que se conserve el más mínimo vestigio de estos años.En los años centrales del siglo XIV aumenta la información: sabemos que Bahillo poseía tres parroquias: Santa María, San Andrés y San Pedro, poseyendo un total de 14 clérigos, también conocemos que Bahillo era lugar de behetria, lo que significa que sus habitantes podían elegir a su señor, aunque esta prerrogativa ya estaba muy matizada, poseyendo Juan Rodríguez de Cisneros dicho privilegio. Igualmente conocemos lo que pagaba el pueblo de impuestos, los cuales eran múltiples y recibían nombres llamativos, como martiniega e infurción, y se abonaban en maravedíes al rey o al señor.

Manteniendo la situación anteriormente descrita llegamos al 1492, año de la expulsión de los judíos, de la conquista de Granada y del descubrimiento de América, acontecimientos que no sabemos hasta que punto pudieron afectar al desarrollo de nuestro pueblo, pero que marcan el inicio del periodo dorado de la corona Castellana y de Tierra de Campos, comarca donde se ubican los principales centros del poder político y económico del mundo.
En consonancia con este apogeo, de finales del siglo XV y del siglo XVI se conservan abundantes muestras constructivas y decorativas, fundamentalmente religiosas, como los edificios de nuestros templos, sus altares y su orfebrería, sin que podamos olvidar la bella entrada de la iglesia parroquial, su magnífico retablo mayor de 1570 y la cruz procesional, expuesta en Las Edades del Hombre.
Tampoco debemos pasar por alto que en estos años se crean las provincias, perteneciendo Bahillo a la de Toro.

A finales del siglo XVI se inicia un largo periodo de crisis, con sequías, epidemias, impuestos abusivos y mal utilizados, …, lo que sumió a nuestro pueblo en una fase de desmoronamiento, con disminución de la población y estancamiento de la agricultura, su base de subsistencia, lo que origina que nos queden escasos restos materiales de estos años, e incluso la iglesia, a la que iba destinado el 10% de toda la producción, no emprende ninguna obra de consideración, conformándose con mantener los edificios existentes y realizar algún pequeño retablo.

El suceso más relevante se puede fechar en 1626, año en que se paga 3360 ducados al rey Felipe IV para conseguir la categoría de villa y no depender de Carrión de los Condes, lo cual debía ser muy beneficioso porque supone una cifra realmente alta. No nos olvidemos que en ese año Bahillo contaba con 112 vecinos, aproximadamente 500 habitantes.

Así llegamos a 1789, año en que estalla la Revolución Francesa, lo que origina profundos cambios en todos los sentidos, aunque a nuestro pueblo tardará años en afectarle plenamente.
Recordemos que Bahillo pasa a depender de la provincia de Palencia; que los señores particulares dejan de cobrar impuestos, que se unifican las leyes para que no haya abusos y que la iglesia ya no recibe el 10% de la producción, a la vez que se la confisca sus numerosas posesiones.

Pero veamos algunos datos de hace 150 años: Bahillo tenía 551 habitantes, con una escuela frecuenta por 60 niños, repartiéndose por el término municipal 8 fuentes, a pesar de lo cual los habitantes cogían el agua, para el consumo, directamente del río. Se cultivaba trigo, cebada, avena, titos, yeros, vino, peras, ciruelas y hortalizas; se criaba ganado lanar; se cazaban liebres y perdices; y se pescaba barbos; destacando las producciones de trigo y vino. Un jornalero podía ganar de 3 a 5 reales diarios, depende la estación del año y la demanda. La industria se reducía a tres molinos harineros y a algunos telares para lienzos; sin que nos olvidemos del hospital y de la posada, ésta última de titularidad municipal, así como de las calles sin empedrar, de los caminos intransitables en invierno, de la única iglesia parroquial que se conserva, de las tres ermitas existentes (Santa Cruz, Santo Cristo del Humilladero y de Nuestra Señora de Gracia, ya con el cementerio) y del presupuesto municipal, el cual ascendía a 2000 reales, unas 500 pesetas.

La situación anterior evolucionó lentamente durante cien años: se perdió el hospital, la posada, dos ermitas y dos molinos harineros, pero apareció el asfalto en las carreteras, la luz eléctrica, el cuartel de la Guardia Civil y la farmacia. Pero a partir de los años sesenta la mecanización del campo y el éxodo rural ha modificado radicalmente la forma de vivir de las gentes, originado realidades contrapuestas, ya que por un lado nuestro pueblo se vacía de moradores, pero a la vez, la calidad de vida de sus habitantes se incrementa.

En 1.996 conservaba nuestro pueblo 150 habitantes, con una media de edad que oscila entre los 50-54 años, lo que indica que la disminución de población va a continuar, pero, a la vez, el agua corriente, el asfaltado de las calles, los electrodomésticos, la televisión, el automóvil, la maquinaria agrícola, el teléfono y la concentración parcelaria han transformado totalmente la vida diarias de los habitantes de Bahillo, y aunque nos parezcan que son elementos unidos siempre al hombre, que las nuevas generaciones pregunten a sus padres y abuelos, y ellos les contarán como se vivía sin todos esos "servicios imprescindibles" según nuestra idea actual.
A todo lo anterior hay que sumar las últimas obras realizadas con ayuda del PRODER, de la Diputación o de la Junta, como la adecuación de las márgenes del rió Ucieza, de varias fachadas de nuestra arquitectura tradicional, de la biblioteca, de la sala de reuniones de la Asociación Cultural -Mujer Rural- de Nuestra Señora de la Asunción, etc., etc., todo lo cual va destinado a mejorar nuestro nivel de vida, objetivo prioritario del trabajo de los concejales y del alcalde del ayuntamiento, al que recientemente hemos vuelto a dar nuestro voto de confianza.

 
ITERO SECO:

Nos basamos en los datos del siglo XII donde aparece Fitero, que proviene del latín Firtum ahora Itero; en cuanto a la palabra Seco, procede del latín Siccur (seco). Itero - Seco.
Pobladores, son datos del siglo IX, se inició un proceso de repoblación de estas tierras. Cuando la reconquista del territorio a los musulmanes. Entonces los vasallos de Alfonso III se asentaron en este valle.

Los lugares de interés turístico:

En Bahillo: Iglesia Nuestra Señora de la Asunción, monumento gótico construido de piedra y ladrillo que esconde entre sus gruesos muros una original planta de don naves. El entablamento de la nave principal se compone de madera de par y nudillo; destaca en esta nave un retablo del siglo XVIII con pinturas de la Visitación, Virgen dando el Rosario a Santo Domingo y la Imposición de la Casulla a San Idelfonso.  La segunda nave cuenta con una Pila Bautismal de 1550, un retablo rococó con escultura de San Roque del siglo XVIII y otro retablo del siglo XVI. Lo más destacado de la Iglesia se encuentra sin duda alguna en el Presbiterio, dónde podemos contemplar: Por una parte el Altar Mayor del siglo XVI con pinturas que representan escenas bíblicas, tales como la representación en el Templo o laAdoración de los Reyes; relieves de San Roque, San Juan Bautista, San AGustín...; y una situación priviligiada, la que posee Nuestra Patrona en el centro del Altar; por otra parte, una fantástica representación en lienzo del Juicio Final firmada por J. Pastrana. Para finalizar con la descripción del Presbiterio no debemos olvidarnos de un Retablo del siglo XVII y Crucifijo del mismo siglo. La Nave principal y el Presbiterio quedan divididas por un Arco Triunfal Apuntado. De impotante relevancia es el Pórtico que se abre en el lateral de la nava principal, hoy en día inutilizado, con estructuras de la Virgen y Angel del siglo XV.
Ermita Virgen de Gracia.

En Itero Seco:  La iglesia es moderna, pero se conserva la torre del siglo XVII, y sus parajes, con montes de vegetación autóctona, pinares muy extensos, apropiados para pasear por sus senderos y contemplar el paisaje, ya que acompaña también la tranquilidad que hay en estos lugares. 

En Villota del Duque: La iglesia parroquial de San EStaban. Construida en adobe y ladrillo, posee planta de 3 naves, divididos en 4 tramos separados por pilares y cubiertas con bóvedas de aristas decoradas con yeserías borrocas. Fué construida en el año 1740. Alos pies hay una torre contruida en 1783 con cuerpos de piedra traida de Velilla del Rio Carrión.
 
En Bahillo, encontramos la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción, edificio gótico construido de piedra y ladrillo que esconde entre sus gruesos muros una original planta de dos naves. En Itero Seco, la iglesia es moderna, pero se conserva la torre del siglo XVII. En Villota del Duque, la iglesia parroquial de San Esteban. Construida en adobe y ladrillo, posee planta de 3 naves, divididas en 4 tramos separados por pilares y cubiertas con bóvedas de aristas decoradas con yeserías barrocas.

 

IMPRESCINDIBLE

Ayuntamiento: C/ Mayor, 23. Loma de Ucieza. Bahíllo.

Tfno. y fax: 979 885 050

 

Guía Comercial

De Pueblo en Pueblo


 


 


 


Álbumes





 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

Vocento

Enlaces:
Noticias de Palencia
Correo electrónico de contacto
Copyright © El Norte de Castilla S.A., Valladolid, 2018. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Norte de Castilla, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.