Pueblos de la ruta:
· Revilla de Santullán
· Barruelo de Santullán
· Brañosera
· Salcedillo
· Valberzoso
· Orbó
· Vallejo de Orbó

No deje de visitar:

En Revilla de Santullán, su iglesia de San Cornelio y San Cipriano.
En Barruelo de Santullán, visitar los reductos de construcciones mineras, el Museo de la Minería y la iglesia.
En Brañosera, la iglesia, sus dos ermitas y un paseo por los parajes naturales del entorno, especialmente el bosque de La Pedrosa.
En Salcedillo, la iglesia y acercarse hasta el Collado de Somahoz  a buscar la calzada romana y su fuente.
En Vallejo de Orbó, su antigua colonia minera, su iglesia neorrománica y la pequeña población de Orbó.
En Valberzoso, las pinturas murales de su iglesia, además del roble centenario del Escurridero.

Ruta de La Braña

Aguas arriba del Rubagón

GONZALO ALCALDE | 22/11/2013

Los bosques de la Braña, en la ruta de los Foramontanos, son una agradable distracción

A esta excursión que hoy les propongo en otra época se le  conoció con el nombre de ruta de los Foramontanos, con el que se pretendía recordar a los primeros repobladores que, allá por el siglo nono, vinieron a ocupar unos territorios pretendidamente despoblados después de la invasión agarena.

Si se van por allí, verán que ya está instalada la otoñada con todos sus tonos y colores, por lo que perderse por las poblaciones y los bosques de La Braña palentina no será un descuido, sino más bien una recomendable distracción. Iniciaremos la ruta en Revilla de Santullán, pequeña población pegada al cauce del río Rubagón, aguas arriba del cual discurrirá una gran parte de esta escapada.

El edificio señero de Revilla lo es su iglesia parroquial de San Cornelio y San Cipriano, una de las joyas del románico palentino, en la que destaca su imponente portada, recogida dentro de un recinto cerrado, y que recuerda en sus labras al maestro cantero del Monasterio de San Andrés del Arroyo. Fuese él o no, el caso es que se autorretrató en la segunda arquivolta, como un invitado más a la Última Cena.

Seguimos ruta y nuestro siguiente destino será Barruelo de Santullán, cuyo modernista casco urbano surgió como consecuencia del esplendor de la minería a principios del siglo XX. Y lo que entonces era un pequeño barrio se convirtió en el centro económico de una de las más importantes cuencas mineras de la cornisa cantábrica. Dentro de él, todavía se conjugan las construcciones fabriles con la arquitectura tradicional minera, con antiguos cuarteles o grupos de viviendas tradicionales mineras de pasajes y balconadas corridas.

Como recuerdo de todo esto, hoy podremos visitar allí el Museo de la Minería, así como la iglesia parroquial de Santo Tomás, que fue volada en la revolución minera de 1934, por lo que resultó dañada gran parte de su antigua fábrica románica. De aquella aberración se salvó gran parte del ábside, que hoy se integra en la excelente restauración neorrománica, que en su día se llevó a efecto.

Atravesando el incomparable marco boscoso de La Pedrosa, cuajado de robles y hayas que ahora muestran lo mejor de sus colores, llegaremos sin dificultades a Brañosera, nuestro siguiente destino. Su antigua puebla, que documentalmente se fecha en la primera mitad el siglo IX (Carta Puebla del año 824), conserva todo el sabor medieval y tradicional de la arquitectura vernácula montañesa.

La feraz naturaleza que la rodea penetra hasta sus mismas calles, dotándolas de unas agradables y sorprendentes vistas. Su parroquia de Santa Eulalia corrió la misma suerte que la de Barruelo, por lo que fue posteriormente restaurada con los escasos restos que quedaron de la fábrica románica. Destacan en ella la portada y ventanal de la fachada sur, así como su pila bautismal.

Seguiremos ruta y desde Brañosera ascenderemos por una zigzagueante carretera hasta el alto de Grullos, lugar este desde el que dominaremos una impresionante panorámica de la Sierra de Hijar, de la Braña, así como del Sel de Brañosera. En este punto tendremos dos opciones, o nos vamos al encuentro con la pequeña y acogedora aldea de Salcedillo o nos aproximamos a las ruinas del que pretendió ser el Refugio del Golobar, desde el cual podremos iniciar travesías montañeras, que sin mucha dificultad nos llevarán hasta la cumbre de Valdecebollas, punto más alto de esta parte de la Braña palentina.

Pero si decidimos ir hasta Salcedillo, veremos que a la pequeña población la atraviesa el casi recién nacido río Camesa. Pegado a él, está su iglesia parroquial, que también es románica y que corrió la misma suerte que las de Barruelo y Brañosera. Pese a todo, todavía puede admirarse gran parte de su vieja fábrica y algunos buenos elementos románicos.

Cerca del pueblo, siguiendo por la carretera que en su día se trazó para comunicar esta zona con la del Campoo cántabro, nos aproximaremos al Collado de Somahoz, depresión orográfica que se abre en la abrupta geografía del territorio, y que ya desde tiempos históricos fue paso natural de comunicación entre la costa y esta parte de la meseta, de donde le viene el apelativo de 'Ruta de los Foramontanos'.

Como recuerdo de ello, por allí se conserva (sin señalizar) gran parte de una antigua calzada o vía romana que lo recorría, y que resultó dañada en algunos de sus tramos por la eficiente labor de los ingenieros que diseñaron el trazado de la actual carretera.

Perdido dentro del bosque de Salcedillo, y si seguimos las aguas del río Camesa, localizaremos el puente medieval de Rojadillo.

Más abajo, la población de Valberzoso, que ya visitamos en nuestra ruta de las pinturas murales y a la que también podremos llegar desde Barruelo de Santullán, dejando por el camino los agradables rincones de Orbó y Vallejo de Orbó, a la vez que damos vista a los seductores parajes cántabros de Valdeolea.

 
 
 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

Vocento

Enlaces:
Noticias de Palencia
Correo electrónico de contacto
Copyright © El Norte de Castilla S.A., Valladolid, 2017. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Norte de Castilla, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.