Astudillo

Datos

Astudillo Población 2009 (INE): 1.134 habitantes.
Superficie: 122,69 kilómetros cuadrados.
Comarca: Tierra de Campos.
Actividad económica: Agricultura, ganadería y servicios.
Fiestas: San Matías (24 de febrero). La Santa Cruz (14 de septiembre).
Patrimonio:  El entramado de sus calles obedece a una concepción medieval que se ha visto respetada en el transcurso de los tiempos. La riqueza monumental tiene su exponente más claro en el convento de las Clarisas, donde su ubica el palacio de Pedro I El Cruel y la iglesia de Santa Clara. Destacan sus iglesias y ermitas, el castillo y las bodegas.

Perteneciente a la Mancomunidad del Canal del Pisuerga, Astudillo.

Esta villa, que en su origen se denominaba Studellum-Astudeil, fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1995. En el municipio se levantan varias iglesias, el Castillo de la Mota y el Convento de Santa Clara.

Los orígenes de Astudillo son prehistóricos habiéndose localizado dentro de su término varios asentamientos de la Edad del Bronce y principios del Hierro. De la época romana se ha dicho que procedía el nombre.  Astudillo y su término ya estuvieron ocupados en época romana. Muestra de ello, fue la localización en 1.983 de dos asentamientos de esta época en los pagos conocidos como "la Tierra del Oro" y en el despoblado de Valdeolmos, hoy ermita del mismo nombre.

En el siglo XI ,Astudillo ya era cabeza de Alfoz, por lo que la villa fue lugar murado desde los primeros tiempos medievales, pudiéndose ver todavía una de las seis puertas que tuvo, la de San Martín, de las otras solo queda el recuerdo y sus nombres: la de Revilla, Santa Eugenia, San Pedro, Santa Clara y Santoyo.  A mediados del siglo XII , el rey Alfonso VII ,concedió privilegios de fueros a los caballeros de Astudillo consistentes en un amplio abanico de exenciones y libertades.

En el siglo XIII, Fernando III El Santo, ratifica los fueros de la villa y les amplía con derechos de mercadería, convirtiéndola así en importante plaza fuerte. A partir del siglo XVI , la villa de Astudillo se convierte en un importante y afamado centro pañero, actividad que se revitalizará durante los siglos XVII y XVIII. Tal importancia económica llegó a tener esa industria , que la villa fue eximida a mediados del siglo XVIII y por algunos años ,de aportar mozos para las "quintas y levas" obligatorias.

A través de la historia varias reinas ostentaron el señorío de la villa. En el siglo XII lo fue de Doña Leonor de Aquitania esposa de Alfonso VIII de Castilla. Durante el siglo XIII , fue señorío de Doña Berenguela hija de éste, y luego de DoñaViolante, esposa de Alfonso X El Sabio.En el siglo XIV de Doña María de Molina que, sofocó el intento de ocupación de la villa por parte del rebelde Juan Núñez de Lara. El rey Pedro I El Cruel y María de Padilla, enamorada privada del monarca castellano, y que parece ser nació en la villa , hicieron de Astudillo su residencia habitual, teniendo allí el rey palacio y fundando en 1.353 doña María de Padilla, la reina sin corona, el Convento de Santa Clara, que todavía hoy se puede admirar. Doña Beatriz , hija de María de Padilla y del mencionado rey, fue señora de la villa, hasta que Juan II llega a tener en Astudillo su chancillería. Después la villa pasa al señorío de Ruiz Díaz de Mendoza cuyos herederos serían condes de Castrojeriz. En 1520, la villa de Astudillo se adhiere al levantamiento comunero, uniéndose a la Junta de Burgos.

Como oriundos de la villa de Astudillo, se tiene a la saga de artistas de los Nestosa y Ercilla, entre los que hubo canteros y el famoso escultor Hernando de Nestosa. En la Guerra de la Independencia (1.811), destaca en el Cerrato Palentino, la partida guerrillera formada por el cura beneficiado de la Iglesia de San Pedro, Juan de Tapia, originario de Astudillo que hostigó a las guarniciones francesas instaladas en la zona, junto con otras partidas guerrilleras igual de famosas como la del "cura Merino". Durante la Guerra Carlista, llega a Astudillo el General Espartero, persiguiendo al mariscal carlista Miguel Gómez.
       

Cuando ocurrieron las enclaustraciones de 1.868, el convento de Santa Clara de Astudillo además de padecerlas acogió a otras comunidades de clarisas de la provincia.  A finales del s. XIX , se concede a la villa por Real Orden escudo de armas así como los Títulos de Muy Noble e Ilustrísima. Este escudo puede verse en la torre del reloj del Ayuntamiento. En el año 1.923, se inició la edificación del Colegio de los Padres Salesianos. Desde entonces, hasta hoy, esta institución sigue instalada en la villa de Astudillo.

 

El entramado de las calles de este municipio obedece a una concepción medieval que se ha visto respetada por el transcurso de los tiempos. Esta circunstancia añade un atractivo para el paseante que se ve sorprendido en algunas ocasiones por el trazado laberíntico que le permite descubrir algunas plazuelas y calles escondidas. La riqueza monumental tiene su exponente más claro en el Convento de las Claras dónde su ubica el palacete de Pedro I El Cruel y la Iglesia de Santa Clara. Su artesonado Mudéjar y el Sosiego Placentero de su entorno acogen al visitante invitándole a detenerse en el Museo Provincial.

Cercano a este convento podemos encontrar la Puerta de San Martín, que se yergue esbelta recordando la ciudad amurallada que fue Astudillo. Más próxima se encuentra la Iglesia de Santa María con un bello retablo renacentista y algunas tallas de valor estimable.

Desde esta zona puede iniciarse un paseo tranquilo por las calles de Astudillo deteniéndose en las casas blasonadas, los caserones de los S. XVIII y XIX, o simplemente las plazuelas que dan continuidad o inician nuevas calles. Cada una de ellas alberga algún detalle o alguna construcción que satisfará al caminante.

Las Iglesias de San Pedro y Santa Eugenia, ésta última con un Museo Parroquial con parada obligatoria son igualmente ejemplos claros de su riqueza monumental que sin embargo no agotan las referencias a tener en cuenta por el visitante: Fachada del Hospital, Ermita de la Cruz, Ermita de San Marcos, Plaza Mayor, etc.

La belleza de sus monumentos o de su entramado urbano guardan en sus entrañas un secreto conocido por todos sus habitantes que se han aprestado a la conservación de un verdadero tesoro patrimonial. Este secreto lo constituye el entramado de bodegas o pasadizos medievales que minan una gran parte de las casas astudillanas. Los arcos y la construcción de estos pasadizos es una sorpresa que el visitante más avispado debe intentar conocer. La titularidad privada de estos pasadizos y la ubicación dentro de las propias casas dificultan la visita generalizada aunque puede contemplarse alguna muestra interesante el la calle Subida a las Bodegas (Peña Manguis y otras bodegas particulares).

Para finalizar la visita (o para comenzarla) subiremos hasta el Castillo de la Mota desde dónde contemplaremos todo el casco urbano y la apertura del paisaje hacia la Tierra de Campos y más lejanamente la Montaña Palentina.

Esta visión paisajística y urbana se deberá completar con una parada en las bodegas que horadan el cerro y sus alrededores en las que siempre habrá algún astudillano deseoso de ofrecer un buen trago de vino aderezado con su hospitalidad.

 

IMPRESCINDIBLE

Ayuntamiento: Plaza de Abilio Calderón, 1.

Teléfono: 979 822 033.

Fax: 979 822 471.

 

FIESTAS

San Matías (24 de agosto). La Santa Cruz (14 de septiembre).

 

OPINION

pueblospalencia@nortecastilla.es

Guía Comercial

 
 

De Pueblo en Pueblo


 


 


 


 


 


Cosas de mi pueblo

 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

Vocento
Correo electrónico de contacto
Copyright © El Norte de Castilla S.A., Valladolid, 2014. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Norte de Castilla, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

Enlaces:
Noticias de Palencia
Fiestas de Palencia
Loteria de Navidad