Villalcázar de Sirga

Datos

Villalcázar de Sirga Población 2008 (INE): 203
Superficie: 25,26 kms. cuadrados.
Distancia de la capital: 40 kms.
Comarca: Tierra de Campos.
Cómo llegar: CL-615 desde Palencia hasta Villoldo y continuar por la P-981 hasta Villalcázar. También se puede acceder por la A-67 desde Palencia hasta Frómista y proseguir por la P-980.
Lugares de interés: Iglesia de la Virgen Blanca. Emita de la Virgen del Río.
Gentilicio: Alcazareños.
Pertenece al Partido Judicial de Carrión y a la Mancomunidad del Camino de Santiago.

Su origen se da en los asentamientos Romanos de los alrededores de la Ermita de la Virgen del Río. Villa Alcázar por el aspecto almenado de la Iglesia Fortaleza Templaria Sirga, por el sendero o camino de Santiago. El nombre medieval de la localidad fue Villasirga, como nos ha dejado escrito y cantado Alfonso X 'el Sabio' en sus Cantigas. Este nombre se mantendrá hasta mediados del quince, cuando los nuevos pobladores de la desaparecida Encomienda Templaria, lo llamarán Villalcázar de Sirga por el aspecto almenado que presentaba la fortaleza. Desde este momento se llamará indistintamente de los dos modos. Ambos nombres harán referencia a la SIRGA, al sendero o Camino de Santiago que pasa por la Villa.

A partir de 1135 los Caballeros Templarios a su vuelta de Jerusalén, y con sus compañeros del Cister van a edificar la única Encomienda que tendrá Castilla y León en el Medievo; terminada hacia 1196 como se puede desprender de algunas Cantigas, será residencia de Templarios y Centro logístico, que no de movimiento de mesnadas.

Al desaparecer los Templarios en 1312 serán los San Juanistas los herederos de parte de sus bienes y sobre todo de atender a peregrinos y enfermos en sus hospitales y hospederías. La Virgen de las Cantigas será en todo momento, el catalizador y punto de encuentro.

Los principales edificios de interés de la localidad son: la Iglesia de Santa María la Blanca, como lo atestiguan las Cantigas fue y hoy es uno de los centros religiosos más importantes del Camino de Santiago.Por ella han pasado Reyes y plebeyos y todos para honrar a Santa María. Esto se sigue repitiendo en el día de hoy por las personalidades y gente sencilla que cada día pasan y todos ellos son atendidos con el mismo interés y delicadeza.

La Iglesia, ha ido perdiendo a lo largo del tiempo aquella configuración original. Nueve metros más larga en su parte trasera, la Puerta del Ángel, joya escultórica de rango catedralicio, alabada ya por los viajeros antiguos, que se vino abajo en 1755, terremoto de Lisboa, sus terrazas almenadas ya que dos tenía; las dos torres gemelas en los fondos del crucero mayor y esa bellísima portada, “orgullo junto al Carrión”, en palabras de Pablo “El mesonero”. La portada meridional doble, sobresale por la calidad de las esculturas en su doble friso en hornacinas trilobuladas. Pantocrator, Tetramorfos y Apóstoles configuran la parte superior, para en la inferior dedicarlo a la Virgen Blanca en su Anunciación.

En la capilla de Santiago, de primeros del XIV, reconstruida por los Caballeros de San Marcos e iluminados por ese rosetón esplendoroso, nos encontramos con la Virgen de las Cantigas a quien cantó y alabó Alfonso X y de quien era tan devoto Sancho IV; la Virgen de las estrellas y otras dos imágenes. En esta Capilla se cuidan y guardan los sepulcros del Infante Don Felipe, quinto hijo de Fernando III el Santo y Doña Beatriz de Suavia y el de su segunda esposa Doña Leonor Ruiz de Castro y Pimentel, obras realizadas antes de 1274, fecha de la muerte del Infante, por Pedro el Pintor en los talleres de Carrión. No podemos olvidar el tercer sepulcro, de Juan Pérez, el último Maestre Templario que tuvo Villalcázar y de la familia de los Velasco como aparece en uno de sus escudos. La sencillez de este sepulcro juega al contrapunto con la suntuosidad de los otros dos.

El retablo Mayor, con tablas de la primera mitad del XVI, y rematado por el Calvario del XIII y la Virgen Blanca, configuran un conjunto de una belleza singular. Detrás del Cristo encontraremos la piedra consecratoria de la Iglesia. Realizado en tres momentos distintos, a partir de 1503 a manos de Berruguete, Alvarez de Palencia y Francisco de Carracejas guardarán una sintonía perfecta a la hora de presentar una sencilla pero completa catequesis salvífica.

Hacia 1503 la población de Villalcázar de Sirga ya está asentada alrededor de la Antigua Iglesia Fortaleza de los Templarios y van a ser los Condes de Osorno los que la cedan después de mil vicisitudes a la Diócesis y esta empezará a ser la Parroquia de Santa María la Blanca como hoy la conocemos. En esta primera época se monta un pequeño retablo compuesto por las ocho tablas más grandes y puestas a los lados de la Virgen. En 1526 se colocarán las de la primera predela con escenas de la Virgen e infancia de Jesús para concluir el retablo en 1546 con los relieves inferiores de un realismo impresionante.

Otro retablo importante es el de Santiago Apóstol de 1530, con tablas de Cristóbal de Herrera y la imagen del santo de Juan de Valmaseda. Narra dos hechos muy conocidos de peregrinos y amigos del Camino. La predicación de Santiago y el mago Hermógenes y en las tres tablas inferiores la llegada de los restos del Apóstol a Iría Flavia y el encuentro con la Reina Lupa. Ambos sacados del Codex Calixtinus.

En frente de la Iglesia se encuentra el Ayuntamiento o Casa Consistorial, otrora Palacio de los Condes de Villasirga, un edificio terminado en su estructura actual en 1713 pero con restos de muy anteriores edificaciones como hemos podido comprobar en las obras realizadas para adaptarlo a las nuevas necesidades que hoy tiene Villasirga. Así, en él, aparte del Ayuntamiento, están ubicadas la Oficina de turismo, la Biblioteca, la Casa del Peregrino y el Centro Médico. Todos ellos cumpliendo fines importantes de acogida e información.

No podemos olvidar, hablando de Villalcázar de Sirga, la Ermita de la Virgen del Río, la Patrona del pueblo y un poco de la comarca. A mil trescientos metros de la Villa y junto al río Ucieza se encuentra la ermita en torno a la cual se desarrolló la vida de los “mielgueros” hasta 1560 en que desaparecieron las tres parroquias para integrarse en la Encomienda. Allí se encuentran los orígenes de Villasirga, entre yacimientos romanos localizados y la Fuente Salsa y la Fuente de la Virgen, rodeando un pequeño cenobio que fue el principio de la actual Ermita.

 

IMPRESCINDIBLE

Ayuntamiento: Plaza General Franco, s/n.

Tfno. y fax: 979 888 041

 

 

FIESTAS

San Fructuoso (28 de abril). Virgen del Río (lunes siguiente a pentecostés). Virgen Blanca (5 de agosto).

 

OPINION

pueblospalencia@nortecastilla.es

Guía Comercial

De Pueblo en Pueblo


 


 


 


 


 
© EL NORTE DE CASTILLA S.A.
Registro Mercantil de Valladolid, Tomo 356, Folio 162, Hoja VA1.044, Inscripción 52.
Domicilio social en c/ Vázquez de Menchaca, 10, 47008 - Valladolid
C.I.F.: A47000427

Vocento

Enlaces:
Noticias de Palencia
Correo electrónico de contacto
Copyright © El Norte de Castilla S.A., Valladolid, 2017. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Norte de Castilla, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.